Philae aterriza en un cometa

Lanzada en 2004, la sonda rosetta, que transporta al robot Philae, ha logrado aterrizar en la superficie de un cometa a 500.000 kilómetros de la tierra.

A unos 500 millones de kilómetros de la tierra, una sonda espacial del viejo continente ha hecho historia al aterrizar en la superficie helada y polvorienta de un cometa que surca el espacio a una velocidad vertiginosa.

Este logro pionero busca respuesta a los misterios sobre el origen del universo. La alegría en el centro de control en Alemania era inmensa. El aterrizaje en el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko ha sido de una tremenda precisión. Todo indica que el robot tocó la superficie de manera perfecta a excepción de un pequeño rebote que no estaba planeado pero que no ha afectado, e principio, a su correcto funcionamiento según aseguró Stephan Ulamec, director de la operación de aterrizaje.

El módulo de aterrizaje viajaba de manera paralela al cometa, a la misma velocidad de 66.500 km por hora. El aterrizaje, que duró 7 horas, es un hito ya de por si de un viaje que empezó hace una década.

Desde luego, las primeras imágenes que nos facilita la ESA (Agencia Espacial Europea) no son tan 'gráficas' como ver el espacio desde una burbuja de agua pero sí se puede considerar más histórico. Lanzada en 2004, la sonda rosetta, que transporta al robot Philae, tuvo que hacer 3 circunvalaciones alrededor de la Tierra y una alrededor de Marte para adquirir el impulso necesario para llegar al cometa del que ya han llegado los primeros sonidos que ha emitido en forma de oscilaciones por su campo magnético.



Comentarios desde Facebook:
Publicidad
Claves del día
Publicidad
Productora MDCtv S.L
C/Gran Vía 27,1º derecha
CP. 28013 - Madrid
mail: mdctv@mdctv.com
tel. +34 914 51 46 70